El siguiente artículo está inspirado en un texto de Nikita Osokin, jefe analista del Centro de de Investigación Deportiva en la Universidad Rusa Plekhanov de Economía, bajo el título “Another GAAlaxy: A Russian perspective on the sports development practices of the GAA” donde se han mantenido algunas partes. Se han cambiado algunas referencias adaptándolo al contexto ibérico y añadiendo otros puntos para conocer aspectos generales de los deportes gaélicos.

El fin de este artículo es aportar datos y enlaces interesantes para conocer este apasionante deporte.

Punto de partida

El fútbol gaélico y el hurling son, indudablemente, los deportes más practicados en Irlanda. Son tan populares que es extraño encontrar a alguien que no sea miembro de la Asociación Atlética Gaélica (GAA, por sus siglas en inglés), entidad encargada de su regularización y que alberga a 3000 clubes con 400 establecidos fuera de Irlanda. El fútbol gaélico femenino está coordinado por la Asociación de Mujeres de Fútbol Gaélico (LGFA, por sus siglas en inglés), mientras que el camogie lo está bajo la Asociación Camogie (CA, por sus siglas en inglés). Como apunte sobre esta útima disciplina, se trataría del hurling practicado por mujeres y con normas propias. Todas estas organizaciones trabajan conjuntamente y comparten techo en las instalaciones del estadio Croke Park, en Dublín, el corazón y el alma de los deportes gaélicos tratándose del cuarto estadio con más capacidad de Europa, 82300 asientos. Este artículo pondrá el foco en las actividades de la GAA como motor de los deportes gaélicos.

Escocia vs Louth / Foto: irishpost.co.uk

La GAA como identidad en Irlanda desde su fundación

La Asociación Atlética Gaélica nació a finales del siglo XIX, concretamente el 1 de noviembre de 1884, en el Hotel Hayes de Tipperary con Michael Cusack como primer presidente. El objetivo principal de la GAA fue “preservar y fomentar los deportes tradicionales irlandeses”. En aquella época, Irlanda formaba parte del Imperio Británico no sin protagonizar varias revueltas durante varios siglos, surgiendo varios movimientos nacionalistas bajo diversas áreas como la literaria, bajo la denominación de “Renacimiento literario irlandés” y con el auge del idioma irlandés mediante la fundación en 1893 de la Liga Gaélica (Conradh na Gaeilge), o en la política, con organizaciones como la Hermandad Republicana Irlandesa (IRB).

Michael Cussack Sculpture

Michael Cusack, primer presidente de la GAA. Foto: paulferriter.com

La normativa de la GAA fue estricta con respecto al uso de sus instalaciones para albergar eventos de deportes “no gaélicos” como el rugby o el fútbol, viéndose desde una parte de la sociedad irlandesa como “imperialistas” ya que procedían del Reino Unido. Por ello, la ya extinta regla 42 de dicha normativa prohibía “la práctica de deportes no gaélicos en estadios acogidos por la GAA”. A partir del 2005, esta norma se relajó y en la actualización del 2017, la norma 5.1 (“Usos de propiedad”, página 67 del documento y 68 del PDF) se puede observar cómo se acepta expresamente la acogida de partidos de rugby en el caso de que Irlanda organice el mundial de 2023 ó 2027.

Se trataba de una interpretación política de la norma acerca de la “influencia británica” aunque, mucho antes de comenzar a debatirse su modificación, albergó combates de boxeo como el de Muhammad Alí en 1972 o partidos de fútbol americano desde 1946. Por otra parte, hasta 1971 existió la “regla 27” donde se prohibía a miembros de la GAA practicar “deportes prohibidos”. (Historia de la GAA 1945-2015).

Croke Park

Croke Park en la previa de un partido.

Croke Park está íntimamente ligado a la cultura del país albergando momentos muy importantes en la historia de Irlanda. Uno de los capítulos más negros ocurridos en él fue el llamado “Domingo sangriento” de 1920, cuando la Real Policía Irlandesa (RIC) entró con tanques en el estadio minutos antes del partido Dublín – Tipperary matando a 14 personas como represalia por una orden previa de Michael Collins, por entonces Ministro de Finanzas y cabeza visible del IRB, para asesinar a miembros del Servicio de Inteligencia Británico. De 1913, con el Lockout de Dublín, hasta 1923, fecha en la que se puso fin a la Guerra Civil irlandesa, la isla fue testigo de incesantes capítulos de violencia donde el deporte pudo servir de contrapeso para la conciliación tras años de guerras.

Panfleto informativo de fútbol gaélico

Panfleto informativo del partido donde la RIC asesinó a 14 personas.

¿Cómo están organizadas las competiciones?

Para la GAA, las competiciones en Irlanda están divididas en los campeonatos para los clubes y los organizados para las selecciones de los condados. Estas últimas están compuestas por miembros de los equipos que componen el territorio de dicho condado, el county board. En el caso de los torneos des clubes, comienzan jugándose entre equipos del mismo condado, pasando a la provincia para posteriormente jugar el campeonato de “All-Ireland”. Este término hace referencia a toda la isla sin tener en cuenta la división política actual entre “República de Irlanda” e “Irlanda del Norte”, un país constituyente del Reino Unido.

En cuanto a aparición en TV, seguimiento y contratos comerciales, los campeonatos inter-condado son más relevantes que los de clubes. Por ello, es más accesible desde fuera de Irlanda poder ver un partido de condados que de clubes.

text4231-1

En primavera, se juegan las Ligas Nacionales de fútbol gaélico (NFL) y hurling (NHL). El formato de competición es muy parecido a los jugados en otras partes de Europa, todos los equipos juegan entre ellos divididos por ligas y con promoción de ascenso y descenso. Tanto la NFL como la NHL son tenidas en cuentas como un “calentamiento” para el principal campeonato, el “All-Ireland Senior Championship” de las selecciones de condados. Paralelamente, se juegan los campeonatos de categorías inferiores. El formato es parecido al de Copa en otros deportes, un sistema de eliminación comenzando a nivel provincial (Leinster, Connacht, Munster y Ulster) finalizando con partidos entre los mejores equipos de la isla. El campeón de cada provincia se enfrenta contra cuatro equipos de otros condados que han sido repescados para seguir jugando el torneo, siendo una especie de “segunda oportunidad” para equipos que han quedado en posiciones altas pero no han ganado su respectivo campeonato. En el fútbol tradicional, esto es conocido como “respesca”.

Irish_Counties_Map

Mapa de Irlanda por condados y provincias.

Parte del club – Parte del movimiento gaélico

Los clubes pertenecientes a la GAA pagan una cuota anual a sus respectivas delegaciones del condado y estos, a su vez, hacen sus aportaciones a la propia GAA. En el caso de los clubes de fuera de Irlanda, este pago se realiza a sus respectivos comités (Europa, Medio Oeste, Australia, etc). La función de los clubes es como en cualquier organización deportiva sin ánimo de lucro, con gran parte de sus actividades cubiertas por cuotas de sus miembros y trabajo voluntario. Generalmente, estas cuotas son percibidas como “asequibles” por el público general.
Existen cuatro tipos de membresía:

  • Miembro de pleno derecho. Personas mayores de 18.
  • Jóvenes miembros. Menores de 18.
  • Miembro honorario. Se otorgan a personas clave en el desarrollo de su club o en los deportes gaélicos en general.
  • Miembro simpatizante. Personas mayores de 18 que apoyan al club pero no desean participar en organización de eventos rechazando su derecho de voto sobre el club.

Fuente: Manual de registro en clubes (Página 4).
Todas las entidades deben seguir estrictamente los estándares de igualdad defendidos en la GAA. Con respecto a los precios de las cuotas, los clubes tienen libertad de decisión incluyendo descuentos de familias o para estudiantes.

El GAA en el sistema educativo

Los deportes gaélicos están muy bien integrados en el plan escolar irlandés, donde lo más normal es encontrar equipos en las las escuelas de primaria y secundaria. De hecho, es muy común que la persona que imparta Educación Física tenga también la acreditación oficial de la GAA para entrenar. Sin embargo, si el colegio no tiene a nadie con la acreditación de “coach”, el club provee a alguien sin coste alguno para padres y madres.

Niñas en el programa Gaelic4Girls.

Niñas en el programa Gaelic4Girls. Foto: ulster.gaa.ie

Una organización sin ánimo de lucro creando un producto comercial de éxito

Uno de los puntos más importantes en el reglamento de la GAA es proteger el carácter “amateur” de las competiciones. Esta característica, sumada a que la GAA es una organización sin ánimo de lucro, podría sonar a paradoja observando los niveles de profesionalidad sobre gestión y marketing existente en los equipos. Como nota importante, fuera de los estadios, todos los jugadores y jugadoras tienen sus trabajos como fuente principal de ingresos. Un caso llamativo fue el de Alan Freeman, delantero del condado de Mayo que abandonaba el torneo debido a compromisos laborales.

Cada último fin de semana de septiembre, la final del campeonato de Irlanda llena los 82300 asientos y es seguido por millones de personas a través de TV. No olvidemos que se trata de un deporte amateur. Los torneos inter-condados tienen acuerdos de difusión con canales tan importantes como la BBC, SKY Sports y Premium Sports, además de importantes firmas comerciales como patrocinios. Otro dato llamativo es el nombre oficial de las Ligas Nacionales, que en 2018 cumplirá 15 años bajo el sponsor de una aseguradora, Allianz Football League. Incluso los torneos sub-21 pueden hacer alarde de importantes sponsors como la empresa de cereales Kellogg’s, organizando los campamentos de verano donde reúnen a más de 12000 jóvenes.

Un esquema de los principales patrocinadores:

7_orig

Transparencia financiera y autosuficiencia

Anualmente, la GAA publica su informe presentando sus hitos más importantes ofreciendo una visión general de sus cuentas en pleno ejercicio de transparencia.

Según los informes, la GAA facturó 60,5 millones de euros en 2016, un incremento del 7% sobre los 56,6 millones obtenidos en 2015. Casi la mitad del total procede de la venta de entradas seguido de los derechos de explotación comercial. Un dato importante es la financiación pública procedente de Sport Ireland, suponiendo un 5% con un total de 3 millones de euros.

En 2016, la GAA invirtió 12 millones para organizar eventos y campeonatos, llevados a cabo con un 40% de lo obtenido por las entradas y un 17% del presupuesto total. El desarrollo y promoción de la GAA para la implantación de los deportes gaélicos supusieron unos 11,4 millones de euros, un millón más que en 2015. La base de esta promoción son programas de entrenamiento, concienciación y la estimulación de la práctica de deportes gaélicos por todo el mundo. El programa de coaching está financiado en parte por las becas de Sport Ireland. La única condición para contar con estos fondos es que el Estado no supere la tercera parte de los costes. Por el momento, la GAA puede desembolsar el 80% sin problemas para los programas de promoción de “coaching”. Como dato, el fichaje de un jugador de fútbol como Cristiano Ronaldo costó 96 millones de euros al Real Madrid en 2009, es decir, la GAA en 2016 facturó un 63% del coste total del delantero portugués para llevar a cabo todas las competiciones.

Durante los últimos 50 años, la GAA ha invertido más de 2,6 billones de euros en infraestructuras. Gracias a una beca especial de la Asociación, la GAA ayuda a modernizar los programas de entrenamiento. Sin embargo, hay ciertas restricciones y planes a seguir para poder conseguir estas becas:

  • Un detallado plan de inversión.
  • Informes cada cierto tiempo.
  • La presencia de otras fuentes de financiación (recaudación de fondos, inversores, patrocinadores, etc).

Foto de un partido de fútbol gaélico masculino

Kerry vs Cavan.

Una base para el éxito deportivo

Los deportes gaélicos, especialmente el fútbol, no para de crecer en todo el mundo. En la Península Ibérica, el fútbol gaélico está teniendo una gran aceptación siendo Galicia el territorio con más equipos. También hay equipos estables en Castilla (Madrid), Catalunya (Barcelona), País Valenciano (Valencia), Andalucía (Costa del Sol, Málaga, Gibraltar y Sevilla), creciendo su implantación en otras ciudades como Jerez o Lisboa. Además de estos clubes, existen selecciones que en Irlanda representan a los 32 condados (County boards). En el caso de la Península Ibérica, Galicia está reconocida oficialmente y ha participado en mundiales con resultados muy positivos como el subcampeonato en Abu Dabi.

Partido de Sudáfrica contra Galicia

Galicia vs Sudáfrica en las GAA World Series del 2015. Foto: thenational.ae

Como anécdota, la selección nacional de fútbol o soccer de Irlanda tiene a jugadores con pasado en disciplinas gaélicas: Shane Long, Seamus Coleman, Kevin Doyle, John O’Shea o Mark Wilson, entre otros. Martin O’Neill, seleccionador nacional, procede de una familia con tradición: practicó el fútbol gaélico en su juventud jugando en varios equipos y su padre fundó el Pádraig Pearse’s GAC Kilrea en el sur de Derry.

Puede jugar cualquiera

No es necesario tener apellidos puros irlandeses para practicar deportes gaélicos. En Irlanda, los equipos están muy arraigados a sus comunidades o centros educativos, y fuera de ella, la emigración se reúne alrededor de un balón junto a gente local. A los 15 años, un estudiante llamado Xabi Alonso visitó la isla mediante un programa educativo de intercambio donde conoció el fútbol gaélico durante su estancia en el condado de Meath. Años más tarde, se convertiría en jugador de fútbol profesional y ganó todo lo que pudo, incluyendo un Mundial y dos Eurocopas con la selección española y varios títulos en los equipos donde jugó.

Sin duda, los deportes gaélicos son una ventana cultural de intercambio y “fair play” en los que el carácter amateur y el buen ambiente en los partidos propician unas condiciones únicas para mantener, sin duda, las esperanzas en el deporte como herramienta de educación, respeto y solidaridad.

Foto de Éire Óg Sevilla y Costa Gaels

Foto de “familia” tras el partido masculino de mayo del 2017 entre Éire Óg Sevilla (verde) y Costa Gaels (azul). Foto: Craig Edmonds.

Nota final. Más allá de lo deportivo

En este primer artículo, ha primado más el contexto político y el económico para conocer el fútbol gaélico como fenómeno social. En tiempos donde los millones de euros invertidos en publicidad y fichajes insultantemente caros en tiempos de crisis socioeconómica han potenciado la contratendencia de los clubes de accionariado popular como el CAP Ciudad de Murcia, UC Ceares de Xixón o el FC United de Manchester bajo la premisa Against the modern football (“Contra el fútbol moderno”), podemos agradecer que existan organizaciones apegadas a la realidad para crear equipo(s).

La influencia cultural de los deportes gaélicos en Irlanda han contagiado a miles de personas en el mundo que siguen los torneos de la isla o se han animado a jugar en los equipos de sus respectivas ciudades. En posteriores textos, haremos referencia a temas como qué clubes y condados marcan el ritmo de los campeonatos en Irlanda y lo más importante, ¿qué es el fútbol gaélico? o mejor dicho, ¿cómo podemos definir el fútbol gaélico sin acudir a otras disciplinas deportivas? Es común acudir a explicaciones del tipo “Es como el fútbol, pero con las manos”, “Tiene algo de rugby pero no tanto”, “Se dan botes como en baloncesto”,… pero eso será en una segunda parte.

Enlaces de interés

  1. Web oficial de la Asociación Atlética Gaélica – gaa.ie
  2. Web oficial de la Asociación de mujeres en el fútbol gaélico – ladiesgaelic.ie
  3. Web oficial del comité europeo – gaelicgameseurope.com
  4. Foley, Michael (2014). The bloodied Field. Ed. The O’Brien Press. Ensayo sobre el “Domingo Sangriento” noviembre de 1920 en Croke Park.
  5. Ó Tuathaigh, Gearóid (2015).The GAA & Revolution in Ireland 1913–1923. Ed. Collins Press. Álbum de recortes, fotos e historias sobre el papel de la GAA en la convulsa sociedad de Irlanda entre 1913 y 1923.
  6. Sección de “Cómo jugar al fútbol gaélico” en la web de Éire Óg Sevilla – sevillegaa.com/como-jugar-futbol-gaelico/
  7. ¿Qué es el fútbol gaélico? Artículo del 21 de junio del 2017 en el blog Planeta Tour.
A %d blogueros les gusta esto: